Lluvia

A veces la vida no toma el rumbo que desearías. En ocasiones te encuentras corriendo, bajo la lluvia y entre los charcos, con los pies empapados, y eso no significa que quizá llegues a tiempo. A veces el nudo en tu garganta te sofoca tanto, que no puedes evitar derramar una que otra lágrima en medio de tu soledad. Y nadie entiende, ni lo entenderán. Es cuestión de tiempo para darte cuenta que lo que importa es que yo misma lo entienda, sin ahogarme en mi miseria. Simplemente seguir, y aunque tenga frío, sé que no es para siempre. Y aunque me duela, se que podré con ello. Basta de drama, seguir es la clave, me digo a mi misma que el final aún no ha llegado. La obra continúa.

Ahnira Sang

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s