Adversidad

Adversidad, sabemos, una palabra un poco larga. Adversidad, ante lo que llamamos rutina diaria. Adversidad, si la mencionas mucho, hasta suena rara. Adversidad… Tus días han estado teñidos de ésta, sin embargo, sigues ahí, a pesar de todo y de dirigir tu andar por un laberinto desconocido, sigues ahí. Hoy, no se bien lo que ha hecho esa palabra contigo, sin embargo, y aún venga esa palabra con más dureza, sé que saldrás victorioso de alguna manera. Y entenderás que un suspiro no siempre llega de lo efímero y una yaga puede significar tanto como los colores que llegan tras la tormenta.

Entenderás tantas cosas y surgirán nuevas cuestiones que invadirán tu existir, todo como parte de un ciclo continuo. Pero depende de ti. Depende que la adversidad se contradiga algún día y se alíe a tu favor en cuestión de perspectivas. Y que todo lo que hoy parece no muy bueno, sea visto diferente en el mañana.

Y que tu mano no olvide la mía, y que tus ojos no olviden mi mirada. Y que tu mente no se engañe, que confíe en que la mente mía está al pendiente de ti. Y que mi corazón te ama, guardando ese lugar especial que ningún otro amigo va a reemplazar.

Y que aquí está una amiga en la cual confiar… Y que nunca estarás completamente solo.

Ahnira Sang

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s